...recuerdos de aquel niño que leía los libros de Gil Pérez en el viejo sillón de La Vega, aquellos recortes amarillos en el armario, aquellas tardes en la fría piedra del estadio, aquellos sueños, pensamientos y deseos que tuve desde aquella grada que fue mía, DESDE MI GRADA VIEJA...

viernes, 18 de abril de 2014

Aquellos Atlético Zamora - U.D.Salamanca de los 50


Siempre me gustó esta fotografía; y aunque parezca lo contrario, no fue tomada en ningún añejo campo a rebosar de la liga inglesa ni tampoco en aquellos vetustos estadios de madera de la primera división de nuestro país de hace más de seis décadas; en realidad corresponde al desaparecido campo de la Avenida de Ramiro Ledesma en Zamora y fue tomada para la prensa local en un encuentro entre el Atlético y la U.D.Salamanca en 3ª división, corrían los años 50.

Eran otros tiempos sin duda, pero entre las temporadas 54-55 y 59-60, seis consecutivas en las que la Unión Deportiva Salamanca militó en tercera división; la coincidencia con el Club Atlético Zamora en la misma categoría convirtió aquel enfrentamiento en uno de los clásicos de la rivalidad regional del momento... en un tiempo en el que el fútbol y los estadios eran ese punto de encuentro en forma de núcleos de orgullo localista; muy lejos de esas TV futuras y el actual concepto de aficiones globalizadas.
Tal es así que independientemente de categorías, en duelos de ese calado regional; la expectación era máxima y ríos de gente desembocaban en estadios, como el zamorano en este caso, que rebosaban sin remedio.

A lo largo de aquellos años, además, la posición puntera en la tabla habitual de la Unión Deportiva Salamanca en tercera división y la buena trayectoria zamorana que en aquel momento también se asomaba con facilidad a los primeros puestos de la clasificación; unieron a la obligada rivalidad de proximidad, la emoción de duelos habitualmente transcendentes para el devenir de la clasificación en la categoría, convirtiendo a aquel duelo en una cita obligada que hacía reventar, por las dos aficiones, los graderíos del viejo campo zamorano que siempre se quedaba pequeño.


Aquellos seis años, en la UDS, fueron aquellos que pasaron a la historia como la era Soler/Fuentes; años de "equipo grande venido a menos" como titulaban las crónicas zamoranas al recibirnos en 1954; pero poblados de muchos de los mejores jugadores de la historia de la Unión; por lo menos de la mayoría de aquellos que se llamaron "jugadores de cantera".
Y aunque la Unión en aquellos seis años en tercera concluyó brillantemente dos veces primero, tres veces segundo y una vez tercero, para alcanzar al final de la liga regular cinco promociones de ascenso; no fue el Ramiro Ledesma un campo propicio; pues fueron cinco de los seis partidos que jugó en aquel estadio en los años 50 los que concluyeron con derrotas y sólo en la temporada 59-60, en la campaña definitiva en la que el equipo blanquinegro retornó a segunda división, pudo finalmente hacerse con la victoria con un claro 0-2.
Así un 4-3 en la 54-55, un 3-2 en la 55-56, un 2-1 en la 56-57, un 3-2 en la 57-58 y un 1-0 en la 58-59... convirtieron en aquella década a aquel histórico duelo regional en una derrota habitual salmantina a manos de los vecinos de la capital del Duero.

Once que presentó la Unión Deportiva Salamanca en la temporada 55-56 en el Ramiro Ledesma; forman de pie de izquierda a derecha: Viera, Castín, Mieza, Iturralde, Miche y Reyes. Agachados de izquierda a derecha: Oramas, Saracíbar, Almaraz, Fuentes, Miguelín y Abilio.

Formación del Atlético Zamora que venció por 3-2 a la UDS en la temporada 55-56 en el Ramiro Ledesma en 3ª división. Forman los: Cobas, Marqués, Angelín, Martínez, Jorgito, Alcalá, Cela, Alberto, Merelo, Moreno y Cuesta.

Inmortalizados en multitud de instantáneas; Viera y Miguel se repartieron bajo los palos la mayoría de las titularidades aquellas seis temporadas de rivalidad regional en los 50; asociando actuaciones de mérito con errores de bulto como aquel de Viera, en forma de autogol que supuso la derrota en la 57-58, en la que la Unión venciendo 0-2, acabó encajando tres goles en 5 nefastos minutos...

Error de Viera que supuso el 3-2 en la temporada 57-58. 
En el minuto 30 de la segunda parte y tras córner en contra de los charros; Viera en su intento de despeje de puños introduce el balón en su portería.

Salida de puños del meta canario (Viera) ante el ariete zamorano Collar en el encuentro de la 56-57

Gran estirada de Miguel en el encuentro disputado en Zamora en la 
temporada 58-59 que finalizó con la derrota unionista por 1-0, ante la imponente mirada de una preferencia a rebosar.

El guardameta local, Esteban, se anticipa al remate de cabeza de Maxi; ante la mirada en primer plano de Uribarren y Vázquez.

Formación inicial de los dos conjuntos junto al trío arbitral en el Campo zamorano minutos antes del inicio del choque de la temporada 58-59. Se guardaba en aquel momento un minuto de silencio por las víctimas de la rotura de la presa de Vega de Tera que asoló el pueblo zamorano de Ribadelago dos días antes de aquel encuentro con más de 130 fallecidos.

Once salmantino que derrotó en el sexto y último duelo regional frente al Atlético en los años 50. Corresponde a la temporada 59-60, imponiéndose en el campo zamorano por 0-2, goles marcados por Pineda y Blanco.

Fueron entre otros los Viera, Miche, Recalde, Fuentes, Oramas, Castín, Reyes, Iturralde, Saracíbar, Manolín, Blanco, Eloy, Morollón, Barrado, Abilio, Goyo, Miguelín, Hernández, Toni, Benjamín, Miguel, Silva, Rivero, Regino, Maxi, Uribarren, Vázquez, Pineda o Sánchez; los que midieron sus fuerzas en aquel recinto zamorano en los cincuenta, en aquel histórico enfrentamiento regional; duelo entre dos equipos hoy desaparecidos que jugaron arropados por miles de aficionados de las dos provincias que abarrotaron mutuamente los respectivos estadios... en auténticos duelos regionales de esos, tantos, hoy maltratados por el paso del tiempo...

Mieza y Cuesta pugnan por un balón aéreo en el At. Zamora - UDS de la temporada 55-56 que concluyó con victoria local por 3-2.

NOTA: Duelo grande aquel del Atlético Zamora y la Unión entre los años 40 y 60; que tras aquel último enfrentamiento de 1959; tuvieron que pasar más de 10 años para que la UDS volviera a jugar en Zamora en partido de liga; fue en 1971; pero ya sin el Atlético Zamora (desaparecido en 1964), pues fue el recién fundado y actual Zamora C.F el rival en aquella lejana temporada en 3ª (71-72). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada