...recuerdos de aquel niño que leía los libros de Gil Pérez en el viejo sillón de La Vega, aquellos recortes amarillos en el armario, aquellas tardes en la fría piedra del estadio, aquellos sueños, pensamientos y deseos que tuve desde aquella grada que fue mía, DESDE MI GRADA VIEJA...

jueves, 6 de diciembre de 2012

La lesión de Fraguas

A lo largo de las doce temporadas que la Unión militó en primera división hasta el día de hoy, hubo tiempo para acumular todo tipo de sensaciones, muchas positivas, otras negativas; destacando sin duda, entre estas últimas; un episodio que forma parte también de la historia de la UDS, polémico donde los haya, tras el que se dirigieron los focos de la actualidad deportiva del momento, para mal, sobre jugadores, entrenador y afición charra envueltos en una polémica para el recuerdo a raíz de aquel incidente en Febrero de 1976.

Fue un 8 de Febrero, en el Helmántico, con el cartel de “no hay billetes” colgado en las taquillas del Fondo Norte del estadio, nueve millones de pesetas recaudados, más de 100 autocares atléticos desplazados y en la vigésimoprimera jornada de la segunda temporada de la U.D.Salamanca en primera división; cuando el todopoderoso Atlético de Madrid de la época, con los Pereira, Leal, Reina, Ayala, Leivinha y un joven Fraguas, se presentó líder aquel día en tierras charras para medirse a un equipo, el blanquinegro, que por aquel entonces miraba a los ojos a los grandes en sus duelos directos, desde su posición tranquila en la media tabla de la clasificación.

Partido bronco por ambas partes a lo largo de los noventa minutos, dirigido por un desbordado Sr.Carreira Abad, que mostró ocho tarjetas blancas (no fueron amarillas hasta la temporada siguiente) a Juanjo, Robi, Rial, Pérez, Reina, Bermejo, Leal y Laguna; bajo una caldera en forma de Estadio Helmántico, que presenció un partido de aquellos de los de antes, en el que las alternativas en el marcador y la brusquedad del juego hubieran quedado en anécdota a no ser por lo sucedido en el minuto quince de la primera mitad.

En un balón al que llegaron juntos el defensa y joven promesa Fraguas (19 años y meritorio internacional en categorías inferiores) y el charro Santiago Rial, éste, en una zona próxima a la linea de medios cerca del tunel de vestuarios en la que en aquel momento era la banda izquierda salmantina, impactó con su suela bruscamente sobre la pierna derecha del orensano jugador del At.Madrid, resultando éste gravemente lesionado con fractura de tibia y peroné, en un lance en el que el desafortunado trencilla aquella tarde, ni siquiera señaló falta.

Robi, Ayala, el médico del Atlético de Madrid, Juanjo, Leivinha...rodean al Sr.Carreira Abad tras la polémica jugada, con Fraguas y el masajista atlético en el suelo.


Fraguas sobre el césped del Helmántico es trasladado en camilla por la cruz Roja aquella tarde.

Pocas tarjetas, ocho, para lo que se vió en el estadio, ninguna expulsión, grave lesión de Fraguas, agresión de Eusebio a Rial sin balón en juego, trifulca en el descanso en el tunel de vestuarios entre García Traid y el delegado y un directivo rojiblanco, conversación entre el arbitro y los dos capitanes en el descanso y opiniones varias recogidas por la prensa, de los protagonistas del lance:

Sr.Carreira Abad (árbitro del encuentro): “Sinceramente no voy a eximir mi parte de culpa. Pero creo que el juego, aunque endurecido, no dio motivos para que sacara la tarjeta roja” Fuente ABC.

Santiago B. Rial: “No sé cómo alguien pudo hablar de intencionalidad, siendo un término subjetivo que solamente el propio individuo sabe. Si por mi alguna vez hubiera pasado la idea de entrar intencionadamente a lesionar a un compañero, ya me habría retirado del fútbol.” Fuente Mundo Deportivo.

Rafael P. Fraguas: “Fue un choque como muchos que hay en el fútbol. Fuimos a un balón Rial y yo, y caí lesionado. Yo sabía que era algo importante, aunque al principio no sentí dolor” FUENTE: ABC

García Traid (Entrenador de la UDS): “Fue un partido de poder a poder. El campo no estaba para filigranas. Técnicamente, feo, y hay que tener en cuenta que tuvimos que remontar por dos veces el marcador adverso y esto no resulta fácil. Únicamente hay que lamentar algunos incidentes provocados por la incompetencia de un señor; él fue el culpable de que el partido resultara de esta manera. Se mostró incapaz desde el principio para dirigir un partido de esta envergadura” Fuente ABC.

Luis Aragonés (Entrenador del At.Madrid): “El partido ha sido duro, muy difícil”; “No me gusta hablar de los colegiados”. Fuente ABC.

Un ambiente crispado ya desde el pitido inicial, que sufrió una inflexión sin remedio en ese minuto quince para no disminuir durante semanas; pues aún sancionados por el Comité nacional de Competición el propio colegiado y con dos partidos Rial, con uno Juanjo y Robi, y con cinco el míster García Traid por su altercado; las duras acusaciones de algunos jugadores atléticos como el defensa madrileño Capón sobre la intencionalidad del unionista Rial sobre su acción, y sobre todo la campaña acusadora que desde la cadena SER realizó José María García, tildando al equipo salmantino de “leñero” y antideportivo; consiguieron, por lo menos temporalmente, cambiar el apelativo de nobleza que acompañó a los unionistas durante la primera temporada y media en la élite por los campos de España, por otros más burdos y subidos de tono a raiz de aquel encuentro.

Las aguas por Salamanca corrieron de otra manera; los ojos de la prensa salmantina, vieron el encuentro desde otro punto de vista; leasé a Sánchez Gil para el Mundo Deportivo:
“Tras el 0-1 atlético, a los nervios de los jugadores salmantinos se sumaban las malas acciones de los jugadores atléticos, el colegiado no detenía el juego por nada y las brusquedades atléticas se iban sucediendo, a lo que replicaban los charros. No pretendemos defender a nadie, si no que intentamos ser justos en nuestros juicios; pero es inaudito que a equipos como el At. de Madrid se les dejen viajar por los campos de España. En Salamanca, por lo menos ha dado un concierto, especialmente dirigido a la Federación para que obligue a colocar las vallas en los campos españoles; pues han hecho que el público se encrespase”.

Y la afición unionista cerró filas como nunca sobre el club y su equipo, arropando incluso a la plantilla en su habitual punto de concentración en aquella época, en Cuatro Calzadas, con una visita multitudinaria de aficionados organizada por las peñas del momento, en vísperas del viaje para el siguiente encuentro, demostrando con su presencia el cariño y la injusticia; que en aquel momento se entendió orquestada por la prensa de Madrid.
Tal es así, que sin excepción, los jugadores charros llegaron a retirar la palabra a los medios de la capital de España en modo de protesta durante una larga temporada.

Concentración multitudinaria de aficionados unionistas en Cuatro Calzadas en vísperas de la salida al Viejo Sardinero.
Editorial del diario Marca en la víspera del R.Madrid-U.D.Salamanca, 
disputado 9 jornadas después del incidente, 
fecha en la que aún continuaba el silencio del conjunto blanquinegro a la prensa de Madrid.

Rial, Fraguas, Carreira, Traid, Aragonés, Capón, García, UD.Salamanca, Atlético y su rivalidad a partir de entonces; mimbres de una historia de polémica y fútbol, de aquel de antaño, que se esconde entre los renglones de la historia grande que vivimos en los 70; y que sin duda a pesar de las acusaciones y tensiones vividas, tuvo una víctima clara; Rafael Prado Fraguas (Orense 1957- ) para el que aquella jugada supuso el final anticipado de su presunta exitosa carrera en ciernes, un joven gallego que se perdió para el fútbol sobre el césped de nuestro Helmántico; pues tras varias intervenciones quirúrgicas y su reaparición dos años después de aquel encuentro, volvió a caer lesionado para cerrar su carrera en la élite años más tarde sin apenas haberla empezado.


Santiago Bartolomé Rial (Burgos 1950- ), contrapunto de una acción desafortunada y estrella de aquel partido en el que anotó los dos goles charros, completó aquella temporada su tercera y última campañas con la camiseta blanquinegra a la que llegó procedente del Real Madrid, para cerrar su carrera en la élite en las filas del Rayo Vallecano al que se marchó al final de aquella liga 75-76.

Lances, voces, comentarios, historia de un empate a dos de poder a poder frente a un grande como el Atlético; que descansa en la memoria unionista; como uno de aquellos capítulos, polémicos, de una historia apasionante, la de nuestra Unión, que rescato hoy en el Blog para su recuerdo.

Rial, gran protagonista de aquella tarde, con el 10 a la espalda golpea el esférico sobre la portería del Atlético de Madrid.

FUENTES: Abc, Mundo Deportivo, La Gaceta Regional, Diario As.

NOTA: Hay otras imágenes de este partido en la entrada del Blog titulada: 
"Dos miradas a un balón...¿dos goles?"

3 comentarios:

  1. Amigo Calamaro, esto me recuerda, salvando las distancias de distintas épocas, a la batalla del último Levante-Real Madrid. La misma repercusión. Es lo que te da tener un buen equipo en Primera División y que todo suene, que todo sea mediático. Volveremos, amigo Calamaro, volveremos. Si tuviéramos la fortuna de ascender este año, el futuro sería muy, muy bonito.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por traerme estas imágenes al recuerdo por mi padre, estupendo Blog... Marisé Carreira

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marisé por tu comentario de agradecimiento y gracias a ti por enlazar el Blog en facebook...un saludo!

      Eliminar