...recuerdos de aquel niño que leía los libros de Gil Pérez en el viejo sillón de La Vega, aquellos recortes amarillos en el armario, aquellas tardes en la fría piedra del estadio, aquellos sueños, pensamientos y deseos que tuve desde aquella grada que fue mía, DESDE MI GRADA VIEJA...

miércoles, 27 de marzo de 2013

1979-80 U.D.Salamanca. Ed.Cromo-Crom.


Cromos de la U.D.Salamanca editados para esta colección:
Paniagua nº238, Plantilla nº239, Escudo nº240, Mesones nº241, D’Alessandro nº242, Pepe nº243, Balbino nº244, Bustillo nº245, Corominas nº246, Pedraza nº247, Teixidó nº248, Juanito II nº249, Enrique nº250, Tomé nº251, Juanito nº252, Félix nº253, Diarte nº254, Baez nº255.

Nota: Colección que para la temporada 79-80 fue editada por Cromo-Crom, editorial Española que a finales de los 70 dio forma a las colecciones del sello italiano Panini, continuando la labor realizada por la editorial Vulcano años antes.
El álbum tenía unas dimensiones de 24x27 cm, coronadas con el título Fútbol 79-80.

Colección de casi 400 cromos adhesivos, cuya representación principal la formaban los 18 equipos de primera división, con 18 cromos por cada plantilla; junto a veinte adhesivos de los principales jugadores de la selección nacional.
La novedad más reseñable de la colección en lo que se refiere al contenido de las diversas plantillas era la inclusión de la imagen de los presidentes de cada club; algo excepcional para las colecciones de la época.

Los cromos con la imagen en primer plano de los jugadores se acompañaban de un pie con el número y nombre mas apellidos del jugador. Fueron numerosos los errores de pie de foto que acumulaba la colección, de los que la serie de la UDS no estuvo exenta.

En la serie de imágenes unionistas son dos los jugadores con pie de foto erróneo: Sobre el nombre del nº249 Juan Pérez Juanito II aparece la foto de Félix Bayón y no la del jugador de la cantera que participó con la UDS en la temporada anterior y que sólo intervino en un encuentro de Copa. El segundo error corresponde al nº253 en el que esta vez sobre el nombre de Félix Bayón se muestra la imagen del canterano Miguel Ángel Patricio cuya figura se hizo relevante en la defensa del primer equipo entre 1980 y 1985.

Como casi siempre, también en este álbum de Cromo-Crom, se echaron de menos las imágenes de jugadores relevantes esta temporada, como para la Unión lo fueron los fichajes de Ito, Brizzola o Corchado; aunque sí fue representado el del inolvidable "Lobo" Diarte.

viernes, 22 de marzo de 2013

Morollón, de la cantera, a la cima del R.Valladolid

En algunas etapas de la historia; sobre todo en épocas de crisis, la cantera unionista fue pilar fundamental del crecimiento y desarrollo del club.
En un repaso rápido por la memoria de la entidad, siempre destacan, sobre otras, las eras de Manuel Soler y posteriormente Fuentes en el banquillo, como un claro ejemplo de ello.
Pero hubo en muchas otras ocasiones; todos conocemos etapas cercanas al presente; en las que la cantera unionista ha estado en un segundo plano para el funcionamiento capital del primer equipo; y muchas veces, jugadores formados inicialmente en las categorías inferiores, juveniles o en el segundo equipo, hicieron las maletas para triunfar fuera, provocando, años más tarde, el sonrojo de más de uno.
En este sentido hay un caso especialmente curioso en nuestra historia; el de Emilio Morollón, formado en la cantera unionista, se convirtió en los sesenta en uno de los mejores delanteros nacionales de su época, pero en las filas del máximo rival regional.


Emilio Morollón Estébanez (Madrid 1937-Valladolid 1992) inició su andadura futbolística en la cantera de la Unión Deportiva Salamanca en 1955 para debutar en el primer equipo en partido oficial en la temporada 56/57 en tercera división en la que disputó 34 encuentros anotando 17 goles; aquella temporada la Unión no consiguió el ascenso a segunda al perder en la promoción frente al Basconia y al final de la temporada Morollón cambió de aires sin cambiar de provincia para en las filas del Béjar Industrial, también en tercera, completar una brillante campaña 57/58 en la que el Béjar, sexto clasificado, y en el mismo grupo que la UDS, anotó 98 goles; superando los cuarenta el ariete “salmantino”.
Tal hazaña no pasó desapercibida y en la temporada siguiente fue el Real Valladolid el que se hizo con los servicios de Morollón para la disputa de la temporada 58/59 en segunda división.

Forman con la camiseta del Real Valladolid; en la temporada 58/59: 
De pie de izq. a dcha: Benegas, Tini, Matito, Lesmes I, García y Pontoni. 
Agachados de izq. a dcha: Mirlo, Pereda, Morollón, Ramírez y Beascoechea.

Aquella mítica temporada en la historia del equipo vecino fue culminada por Morollón y el conocido como equipo de “los Monaguillos” ascendiendo a primera división y alcanzando el madrileño el trono de máximo goleador de la división de plata al anotar 23 goles.
Hasta seis fueron las temporadas que jugó Morollón de forma consecutiva en su primera etapa en el Real Valladold; con dos ascensos a primera en su haber y un meritorio segundo puesto en la clasificación de máximos anotadores de primera división en la temporada 62-63 marcando 20 goles, sólo por detrás del madridista Puskas.
Valorada hoy su figura como uno de los delanteros centros más importantes del Real Valladolid; mantiene todavía hoy el título honorífico y récord de máximo goleador en partidos de liga en todas las categorías, con 92 goles, de toda la historia del club blanquivioleta.

Gol de Morollón al Real Betis en partido correspondiente a la temporada 62-63, temporada en la que el madrileño fue subcampeón del llamado posteriormente, trofeo Pichichi.

Como culminación a su trayectoria en el equipo del Pisuerga; Morollón fue convocado por la selección nacional jugando dos encuentros; uno, el de su debut, amistoso frente a la selección de Francia disputado en el Camp Nou (9/1/63) y el segundo, oficial, en la eliminatoria de octavos de final de la Eurocopa de 1964 (30/5/63) frente a Irlanda del Norte en el estadio de San Mamés.



Tras este éxito exponencial en la carrera de Morollón, se barajó en su día la posibilidad de su traspaso a algún club extranjero; la Lazio de Roma estuvo cerca de su fichaje; pero finalmente fue traspasado al flamante pentacampeón Real Madrid para la temporada 64-65; liga que ganó con el equipo blanco aunque su participación fue testimonial disputando solamente un partido de liga en el que anotó un gol y seis amistosos anotando otros tres goles, bajo el brillo de los Puskas, Di Stefano y compañía.

En la imagen de la plantilla del Real Madrid campeón de liga de la temporada 64-65 Morollón es el tercero sentado, empezando a contar por la derecha, entre Gento y Manolín Bueno.

Delantero centro goleador, hábil con el balón y con espectacular remate, fue definido por el gran Abilio, como uno de los mejores jugadores de la historia de la UDS a pesar de su única temporada en el primer equipo charro; madrileño, criado futbolísticamente en Salamanca y salido de la cantera charra de la mano de Manuel Soler; se unió a otros canteranos como Blanco, Barrado, Eloy, Miche, Miguelín, Paniagua…para formar parte en la UDS de una generación histórica de grandes jugadores de cantera; aunque después sus logros, internacionalidad incluida, los disfrutaron otros, principalmente, en Valladolid; donde sigue siendo un mito blanquivioleta, de momento, inalcanzable.

Morollón, primero agachado por la izquierda, formando con la UD Salamanca en la temporada 56-57

FUENTES: Mundo Deportivo, ABC, Corazón Blanco, Pasión Violeta, La Gaceta Regional de Salamanca, fotos sección "Qué fue de..." Loren Ruano, libro Selección de Martialay, R.Valladolid.com.

viernes, 15 de marzo de 2013

Enrique y sus casi 500 partidos

Si hay un futbolista que acapara en la historia de la Unión Deportiva Salamanca cifras de participaciones lejanas a lo alcanzable hoy; en este tiempo de fútbol moderno huérfano en general, de fidelidades longevas a unos colores, ese es Enrique.

Imagen de Enrique correspondiente al partido At.Madrid-UDS 
de la temporada 76-77 en el Vicente Calderón.

Enrique Miguel Martín (Ciudad Rodrigo 1950- ), hizo coincidir su carrera en forma de simétrico reflejo en el espejo que fue la época más laureada de nuestra historia; para más trascendencia y vuelo de sus participaciones en el terreno de juego. Pues a parte de la numerosidad de las mismas, éstas han alcanzado, mirando atrás, una mayor repercusión que otras, al sustentarse principalmente en las nueve temporadas que de forma casi consecutiva vivió la Unión entre los años 70 y 80 en la primera división del fútbol español.

Fue bajo la presidencia de Paniagua y la dirección técnica de Enrique Buqué cuando Enrique inicia su andadura en la UD.Salamanca; corría la temporada 71-72; año finalmente de transición en la vuelta de Neme al equipo charro, en el que se perdió el ascenso a 2ª en un doble enfrentamiento contra el Racing de Santander en la promoción tras la liga regular. En su debut Enrique disputó 21 de los 40 partidos 17 de ellos como titular.

Imagen correspondiente a la temporada 71-72 en 3ª división, año del debut de Enrique en el primer equipo salmantino. Mi agradecimiento sincero a los ex-jugadores de la Unión y a Loren Ruano que me aclararon con sus conocimientos del pasado unionista varios de los nombres de este once histórico salmantino. 
De pie de izq. a dcha: Huerta, Néstor, Aguinaga, Indio, Enrique y Diego. 
Agachados de izq. a dcha: Chaves, Cerdeño, Juanjo, Neme y Amantegui. 

Su carrera como el unionista que más temporadas ha lucido nuestro escudo (14) en los 90 años de historia, se prolongó por tanto, desde la temporada anterior al desembarco Traid en 3ª división para culminarse, con Traid también, en el año de la vuelta al principio que fue el histórico y triste descenso de la 84-85 a 2ª división B.

Último partido oficial que disputó Enrique con la camiseta unionista. Fue en la última jornada de liga de la temporada 84-85 en el Heliodoro Rodríguez López el 19 de Mayo de 1985 y supuso el descenso a la 2ª división B por primera vez en nuestra historia.

Enrique sumó así, la friolera de 375 partidos oficiales disputados entre Liga, Copa y Copa de la Liga, más de doscientos veinte en primera división. A los que si sumamos los 102 partidos amistosos en los que el jugador salmantino participó a lo largo de sus catorce temporadas en el primer equipo, la cifra roza los 500 encuentros disputados.


 Sólo anotó cuatro goles oficiales en su andadura, todos en el Helmántico; dos en primera división, frente al Betis en la 74-75 y frente al Sevilla en la 76-77; otro en 2ª división y el último en Copa frente al Astorga en la 83-84.

Imagen correspondiente al partido UDS-Sevilla de la 76-77 
donde Enrique fue el anotador del único gol del partido (1-0).

Segundo jugador que más minutos ha disputado en primera división con la camiseta de la UDS, sólo por detrás de D’Alessandro; inició su camino como futbolista en su ciudad natal defendiendo los colores del Ciudad Rodrigo a finales de los 60, incluso en 3ª división, antes de llegar en 1971 a la UD Salamanca, descubierto por Victoriano Reyes.

Modesto jugador mirobrigense sin extraordinarias capacidades técnicas se hizo un hueco en el club charro para medrar como futbolista con sacrificio, esfuerzo y entrega en el campo y convertirse en histórico capitán del club de su tierra durante la gran mayoría de sus temporadas en el club unionista.


Fotos cedidas al Blog por D.Manuel Manjón Lucas que luce en la primera imagen (último agachado a la derecha) junto a Enrique (cuarto de pie por la izq) con la camiseta del Ciudad Rodrigo en partido de 3ª división disputado en Zamora en 1968. En la segunda luce de pie junto al futuro capitán unionista en el actual campo de la Sindical.

Tras el doble ascenso entre 1972 y 1974 con el que se alcanzó la primera división de la mano de Traid y del que fue partícipe en 35 partidos entre las dos temporadas… se descubrió en primera a un nuevo Enrique; jugador de centro del campo que incluso había iniciado su trayectoria futbolística de lateral y a banda cambiada de su derecha; fue propuesto o reconvertido por Traid en marcador individual de las llamadas “figuras” durante los primeros años en la élite, aprovechando su sacrificio y mejor capacidad defensiva que ofensiva; recordándose aún hoy marcajes históricos a Netzer o Cruyff referenciados incluso por la prensa nacional del momento.

Entrevista a toda página en el Mundo Deportivo a Enrique 
el 26 de Octubre de 1974, previo a la disputa del partido en el Camp Nou 
que suponía el debut en primera de la UDS en dicho estadio.

Su debut con la camiseta unionista en primera división tuvo que esperar hasta la tercera jornada de la 74-75 con la visita del Real Madrid (primera en su historia) al estadio Helmántico, donde saliendo como titular se fijó a Netzer al que anuló durante los 90 minutos que disputó la estrella alemana del Real Madrid en el verde salmantino aquella noche de Septiembre del 74, en el que el resultado final fue de empate a cero.

Equipo de la U.D.Salamanca que se enfrentó por primera vez al Real Madrid en el Helmántico y que supuso también el debut de Enrique en primera división. Fue el 29/9/74 y lucieron de pie de izq. a dcha: Iglesias, Aguirre Suarez, Enrique, Lanchas, Rezza y D’Alessandro. Agachados de izq. a dcha: Álvarez, Pita, Robi, Rial y Sánchez Barrios. Gracias a: David Sierra y a Ramón P. Avilés.


 Equipo del Real Madrid que pisó por primera vez el césped del estadio Helmántico en Septiembre de 1974; lucieron con la camiseta azul madridista aquella noche: De pie de izq. a dcha: José Luis, Benito, Miguel Ángel, Camacho, Breitner, Pirri y Netzer. Agachados de izq. a dcha: Del Bosque, Santillana, Macanás y Velázquez.

Para alcanzar en la sexta jornada, en el debut salmantino en el Camp Nou, su misión más ambiciosa, al intentar fijar a Cruyff en el templo blaugrana, con algo menos de éxito que en el caso de la estrella madridista, en la derrota por 3-1 del equipo charro aquella tarde.


Ante el “encasillamiento” en la figura de jugador marcador; Enrique se justificaba en aquella época en estos términos: “No me importa que para llegar a la titularidad tenga que ser marcando a las figuras. Pero una vez en el primer equipo, y con la confianza adquirida quiero demostrar que puedo hacerme con un puesto siempre”. Y acusado de jugador duro por sus marcajes, se expresaba: “No soy leñero; para eso hace falta servir, y yo no sirvo. Voy al balón. Lo que pasa es que a veces hay que derribar, pero siempre sin hacer daño”.

Dos años más tarde, con la retirada de Huerta en 1976, se convirtió en el referente salmantino en el equipo e inició progresivamente su labor de capitán, del que fue Rezza habitual también varios años hasta su marcha al Sporting de Gijón en el verano de 1978 y que prolongó Enrique, siete temporadas más, con paso por segunda incluído, hasta 1985, en el mencionado encuentro en tierras tinerfeñas en su despedida del club unionista a punto de cumplir 35 años, para colgar las botas en el mismo club en el que debutó en 1971.

Entrevista en el Mundo Deportivo a Enrique durante la pretemporada 
de la temporada 77-78

Migueli, Acebal Pezón y Enrique en los prolegómenos del U.D.Salamanca-FC Barcelona 
de la temporada 76-77 que concluyó con el resultado de 2-0

Quini, Franco Martínez y Enrique en los prolegómenos del Sporting-UDS de la temporada 79-80 que terminó con el resultado de 0-0.

Enrique y Santillana escoltan a Andujar Oliver en la foto protocolaria del 
Real Madrid – UD.Salamanca de la 82-83 que finalizó con la victoria del equipo local por 1-0. 
FOTO: Juan antonio Padilla.

Don Enrique Miguel símbolo vivo de la historia del unionismo que heredó el testigo de D.Ángel Huerta en la capitanía del club, manteniendo el alto listón de compromiso con unos colores de su predecesor; e “imitando” desde el origen humilde de ambas trayectorias iniciadas en tercera; hasta el logro de alcanzar por compromiso, esfuerzo y entrega bajo la piel de los colores que son el blanco y negro de nuestra Unión Deportiva Salamanca, la primera división; para finalmente llegar a cotas a día de hoy inalcanzables de partidos disputados (casi 500) y colocarse así, en la cima numérica de nuestra historia .

Huerta y Enrique en la temporada 1971-72
                                            _________________________________ 

Nota 1: Mi agradecimiento sincero a los que con su ayuda han colaborado en aumentar la calidad y veracidad de esta entrada; a Don Manuel Manjón Lucas socio veterano de la UDS y exjugador del Ciudad Rodrigo, que compartió vestuario con un joven Enrique por la cesión, por mediación de su hijo David, de dos preciosas y añejas imágenes personales al Blog y de forma especial también al grupo de exjugadores unionistas encabezados por “Manolín” y a mi admirado Loren Ruano por su tiempo gastado en el análisis de la imagen de 1971-72 para la resolución de alguno de los nombres que forman parte de la misma; imagen publicada inicialmente en la página de exjugadores de la UDS de donde la extraje. Un enorme GRACIAS por engrandecer el Blog con sus conocimientos.

Nota 2: Las cifras de partidos disputados por Enrique varían según las fuentes consultadas, pues los datos recogidos procedentes de la página de la LFP, web BDFútbol, La Gaceta Regional o algunas publicaciones de Loren Ruano oscilan entre los 374 y 376 entre liga, Copa y Copa de la Liga.

viernes, 8 de marzo de 2013

El gol de Robi y el bautismo de una leyenda

“Cuando jugaba en el cuarto pequeño de casa, aquel que fue el suyo hace casi treinta años; a lanzar contra la pared aquella pelota de trapo a cuadros; en algunas estiradas imposibles favorecido por el pantalón largo de algodón y la fina superficie del terrazo que cubría el suelo, se preguntaba muchas veces cómo podría aquel portero conseguirlo en un terreno de juego”.
Renglones bajo una luz. 2013.


Para orgullo del que busca destapar historias escondidas entre líneas; hay jugadores a los que admiré de niño, que entrecruzaron su camino con los de mi U.D.Salamanca en algún momento de sus carreras, acercando así, su leyenda a nuestra historia.
Éste fue el caso de Luis Miguel Arconada, que se hizo público hace 37 años (quedan pocos días para ello) en un partido frente a la U.D.Salamanca, gracias a la TV en directo, una noche de Marzo de 1976 en el estadio Helmántico.

Luis Miguel Arconada Echarri (San Sebastián 1954- ) llegó al filial de la Real Sociedad (San Sebastián CF) a principio de los setenta, pero la sombra de Urruticoechea le cerró el paso hacia la titularidad en el segundo equipo hasta 1972.
Del mismo modo, cuando Elizondo decidió subirlo a la primera plantilla de la Real en la temporada 74-75 las figuras de Artola y el propio Urruti volvieron a bloquear el paso de un joven Arconada que cada vez empujaba con más fuerza.


El donostiarra debutó como titular en el primer equipo de la Real Sociedad en Copa de la UEFA frente al Liverpool (1-3) en Octubre de 1975, pero no fue hasta el tramo final de la misma campaña (75-76) cuando definitivamente se encaramó a la titularidad bajo las órdenes de Irulegui, para no dejarla (salvo lesiones) durante 14 temporadas consecutivas en primera división.
Primero en partido de Copa en Balaídos (0-0), donde acabó imbatido y tres días después en Atocha frente al Elche en liga (4-0) donde tampoco encajó ningún gol; para presentarse el siguiente domingo en el estadio Helmántico con las cámaras de TVE en directo para pasar, tras su actuación, por primera vez a la memoria visual de toda España.


Aquella noche de hace treinta y siete años, aquel guardameta, no excesivamente alto y con habitual pose semiflexionada, desesperó a la parroquia unionista con sus numerosas intervenciones y asombró a la España futbolística que observaba en la distancia, cómo aquel hombre con anatomía felina, podía llegar siempre allí donde el caprichoso balón se lo proponía.





 Acoso y derribo por parte de la UDS frente a una Real que nos ganó a la contra, para en una segunda parte a la desesperada y tras múltiples intervenciones del guardameta vasco (se lanzaron más de veinte córners sobre su marco), sufrir una peligrosa derrota que dejaba tres negativos en el casillero a falta de 7 jornadas para el final de la temporada.


Sólo Robi y cito:”A los 85 minutos tras un córner cedido por Arconada, y sacado desde la derecha por Álvarez, éste, es cabeceado por Rial y tras una “melé” con disparo al poste de Pita, es Robi el que de tiro raso aloja la pelota en el fondo de las mallas”, logró hacer diana en el arco del donostiarra aquella noche; un gol que no sirvió para ganar, ni para empatar siquiera; y que en el momento no difirió de otros muchos de los que se podían ver cada quince días en el Helmántico; pero con el reloj parado y echando las manecillas hacia atrás, hoy sabemos que aquel fue el primer gol que recibió una leyenda como Arconada bajo el escudo de la Real en toda su carrera en la liga Española; y que el “bautismo” tuvo el honor de hacerlo la Unión y en el Helmántico.

Imagen del gol de Robi a la Real Sociedad en 1976; primer gol en contra de Arconada en liga en primera división en toda su carrera como futbolista.

Aquella de Marzo de 1976, con la TV en directo, fue la primera de un total de dieciséis veces que midió sus fuerzas con el once salmantino luciendo el escudo de la Real Sociedad; ocho de ellas en el Helmántico, realizando en todas las ocasiones actuaciones relevantes y encajando sólo seis goles, frente a las distintas generaciones de unionistas que cruzaron su trayectoria con la del guardameta de las medias blancas y sus estiradas, que fueron pieza fundamental en la eterna imbatibilidad de la Real frente a la Unión en primera aún vigente.

Disparo a puerta efectuado por Pérez con el once a la espalda y Arconada esperando al fondo, en el enfrentamiento en el estadio Helmántico frente a la Real Sociedad de la temporada 76-77 que concluyó con empate a un gol.

Estirada en la portería del fondo Sur del estadio Helmántico del guardameta donostiarra en el encuentro correspondiente a la temporada 77-78 que finalizó con empate a cero goles.

Intervención de Luis Miguel Arconada en el partido UDS-Real Sociedad de la temporada 77-78; Alves en segundo plano observa la parada del guardameta de San Sebastián.

Salida de Arconada con los pies por delante en la derrota (1-3) en el estadio Helmántico de la temporada 78-79 frente al equipo blanquiazul.

Ceremonia de sorteo de campos entre capitanes, Arconada por la Real Sociedad y Enrique por la U.D.Salamanca bajo la dirección del Sr.Mayoral Cedenillas correspondiente al partido disputado en el Helmántico en Noviembre de 1979 (Temp.79-80). El encuentro finalizó con derrota de la UDS por 0-1, con gol de López Ufarte.

Cabe destacar, en cambio, que aquella del gol de Robi del 21 de Marzo del 76, no fue la primera vez que Arconada pisaba el estadio salmantino; pues en tercera división en la temporada 72-73 y defendiendo la camiseta del Sanse, logró como visitante la victoria por 1-3, en las últimas jornadas de aquella campaña en la que la Unión matemáticamente ya estaba ascendida a segunda división; y siendo el unionista Huerta el  que batiera la puerta del joven arquero aquella tarde.

Imagen del San Sebastián CF, filial de la Real Sociedad correspondiente a los primeros 70. Alguno de los integrantes como el propio Arconada, Zamora o Idígoras fueron fundamentales pocos años después para conseguir los títulos de liga del 81 y del 82 por la Real Sociedad. 
Forman de pie de izq. a dcha: Arconada, Choperena, Velasco, Amunárriz, Astarve y Larrañaga. Agachados de izq. a dcha: Echave, Zamora, Idígoras, Iriarte y Gómez.


Capitán de una generación irrepetible de la Real Sociedad que hizo historia y en justicia considerado como uno de los mejores guardametas de todos los tiempos; alberga dos títulos de liga y tres trofeos Zamora en sus vitrinas, jugando cuatrocientos catorce partidos en primera división y encajando cuatrocientos diez goles (menos de un gol por partido) en quince años bajo los palos del club del viejo Atocha… en una serie que se inició en el Helmántico, en las botas de Robi, la noche en la que España pegada a la televisión descubrió que había un joven portero, desconocido hasta entonces, que se llamaba... Arconada.



FUENTES: El mundo deportivo, Real Sociedad.com, La Voz, Unidad, La Vanguardia y ABC.

domingo, 3 de marzo de 2013

1975-76 U.D.Salamanca. Ed.FHER.


Cromos de la U.D.Salamanca editados para esta colección:
D’Alessandro, Aguinaga, Iglesias, Huerta, Rodri, Enrique, Lanchas, Rezza, Juanjo, Chaves, Rial, Álvarez, Muñoz, Pita, Pepín, Bustillo.
Cromos editados como cambios o últimos fichajes:
Ameijenda nº60, Pesoa nº61, Víctor nº62

Nota: Colección de la editorial Fher/disgra que para la temporada 75-76 diseñó un álbum de 24x34 cm, de casi 400 cromos de cartón sin numerar que englobó a los 18 equipos de primera, representados por dieciséis jugadores cada uno, mas treinta y dos cromos correspondientes a variaciones y nuevos fichajes.

Por la UDS la serie de 19 jugadores fue bastante fiel a la plantilla definitiva pues salvo el frustrado fichaje del paraguayo Pesoa que no llegó a debutar en partido oficial en el club charro, el resto de los jugadores representados dispusieron de algún minuto en la campaña de la liga 75-76.
Sólo jugadores como Pérez, Robi, Galleguillos o Lacasa que tuvieron un relevante papel en el campeonato pudieron echarse de menos en la representación de cartón.

Como curiosidad destacar que las imágenes de los jugadores mezclaron, en esta colección, representaciones estáticas de los mismos, con imágenes en acción, destacando aquellas que albergaban los fondos reales de grandes estadios de la primera división española como el caso del Bernabéu en el cromo de Lanchas, el Camp Nou en los cromos de Huerta, Rezza, Álvarez y Pita; o el imponente San Mamés en la imagen de Víctor.
Llamativo el caso también de los cromos que representaban acciones del juego; concretamente los de Bustillo, Pepín y Juanjo; que fueron obtenidas del partido que el conjunto unionista disputó la temporada anterior (74-75) correspondiente a la ida de la cuarta eliminatoria de la Copa del Generalísimo en el campo de Fabra y Coats frente al filial del F.C.Barcelona.

También destacable el hecho de que algunas de las imágenes tomadas para representar a algunos jugadores en esta colección; (Aguinaga, Iglesias, Rodri, Enrique, Rezza, Chaves, Rial...), fueron probablemente realizadas en la misma sesión de fotos que sirvió para ilustrar las anteriores colecciones de 1974-75 de la editorial Ruiz Romero y de 1975-76 de Ed. Este, por su similitud o gran parecido con las de estas colecciones mencionadas.