...recuerdos de aquel niño que leía los libros de Gil Pérez en el viejo sillón de La Vega, aquellos recortes amarillos en el armario, aquellas tardes en la fría piedra del estadio, aquellos sueños, pensamientos y deseos que tuve desde aquella grada que fue mía, DESDE MI GRADA VIEJA...

viernes, 19 de noviembre de 2010

El suplente que una tarde se hizo grande

Cuando un guardameta de la talla de Jorge D’Alessandro juega más de 200 partidos como titular en primera división, son muchos los porteros que quedan en un segundo plano, esperando esa oportunidad ansiada en forma de partido de Copa o instante cualquiera, para dejar su granito en la historia de un club como el nuestro…

Eso fue exactamente lo que sucedió con uno de los guardametas que esperaron aquellos años pacientemente, el poder ser importante en primera “a pesar” de Jorge D’Alessandro.
Antonio (Antonio González Arroyo - Salamanca 1953) fue el segundo portero de la U.D.Salamanca entre el 76 y el 82, y saltó a la primera línea de fuego tras la lesión de Don Jorge en San Mamés en el 78, las dudas iniciales sobre la capacidad del canterano en superar aquel importante reto, (fichaje de Pereira incluido) se vieron superadas por las acertadas intervenciones del salmantino en los 16 partidos que jugó como titular en aquella 77-78 en la que, por momentos, coqueteamos con la UEFA.

Antonio debutó en casa frente al Sevilla, en la jornada 16 de aquella temporada, con las cámaras de TVE en directo.
El recuerdo a Jorge lesionado y el aliento al joven Antonio, destacaron desde las gradas, en el 1-1 final de aquel partido.


En ocasiones, en la vida, como en el fútbol, un capricho del destino, se concreta y toma forma, y eso sucedió con la Unión y con Antonio quince días después del comentado partido de su debut en primera… Y fue en el Santiago Bernabéu:


El eterno suplente se enfundó los guantes y saltó con otros diez, al césped de Chamartín el 22 de Enero de 1978 y lo paró todo, desesperando a los 80.000 que poblaban los graderíos y a los puntas blancos que se encontraron con la defensa y el inconmensurable Antonio que protagonizó portadas nacionales al día siguiente.


Jensen, Pirri, Guerini, Santillana, Roberto Martínez y hasta Juanito en forma de penalti, vieron como los guantes verdes de Antonio rechazaban una y otra vez los disparos de los puntas madridistas… para acabar decidiendo un 0-0 final, que fue la segunda y última vez que puntuamos en el coliseum blanco… para, al fin y al cabo, pasar a la historia, Antonio, del unionismo.

Antonio se lanza a su derecha para atajar en dos tiempos el disparo de Juanito desde el punto de penalty, que con paradinha incluida no fue capaz de batir al guardameta salmantino que aquella tarde lo paró todo.

La historia de un club se nutre de primeros, segundos y terceros espadas, muchos de ellos rellenan pequeñas notas en las crónicas, desde su modestia… y en ocasiones, cuando el foco de la titularidad les ilumina, además, cumplen, brillan y permiten que tantos años después aún perdure su recuerdo…



Y así, dándole renombre a aquel al que los focos no siguieron siempre, pero es historia de nuestra UDS; valore ahora, recordando, treinta y tres años después de aquellos tiempos; las palabras que mi padre pronunciaba cada vez que pasábamos por delante de la zapatería que Don Antonio tiene en la Avenida de Portugal:

“Mira hijo, ese señor, nos hizo puntuar en el Bernabéu…”



sábado, 13 de noviembre de 2010

Nunca estuvimos más cerca

En muchas de nuestras conversaciones interminables, mis amigos unionistas y yo, entre recuerdo y recuerdo, de viajes, partidos, anécdotas... albergamos una ilusión, todavía  vigente, pero, ¿inalcanzable?..."Un título, o una final como poco, y de copa!"..."porque una liga es imposible"... decíamos... "y en el Calderón", "que en el Bernabéu nos come la otra afición", hablábamos...
En muchas de aquellas noches en Libreros en los 90, acabábamos nuestros brindis, con ese Hala Unión! inevitable y eterno... y en ocasiones, entrada la madrugada, con un  sentimiento desbordado de que sí, que algún día jugaremos una, que esto da muchas vueltas...
La situación actual no invita a ello, el sistema adulterado de copa para el 2ª tampoco... pero el Alavés (de 1ª) jugó una final de UEFA, no hace mucho y ahora en 2ªB!... ¿por qué no la Unión algún día?...
En cosas así refrendábamos nuestro deseo, de forofos enamorados hasta la médula de unos colores...

Pero ese día soñado en los 90, en aquellas calles del casco antiguo, entre litros, cartas e ilusiones de universitarios, ahora distantes... estuvo cerca de llegar en el 77.
La temporada 76-77, fué probablemente la más completa de las disputadas en primera división en aquel grandioso periplo, la llegada de Joao Alves y Juanito, y la continuidad  de Rezza y D'Alessandro, junto a los Juanjo, Lanchas, Pita o Pérez, hicieron de aquel equipo, un equipo sólido (34 goles encajados en 34 jornadas), que dejó escapar una plaza UEFA, al desinflarse en las cuatro últimas jornadas... adornando la temporada con la recordada victoria en el Bernabéu y la posibilidad final de disputar el título de Copa.

Una vez acabada la temporada, jornada 34, el 22/5/77, derrotados 0-1 por el Racing de Santander, sólo quedaban por disputarse los cuartos, semifinales y final de Copa...
que de fin de semana en fin de semana, como mini-jornadas de liga, serían seguidos de cerca por toda España, pués no había más competición nacional en juego; así, de domingo en domingo, en vez de liga... Copa... y la Unión en cuartos!

Real Zaragoza-UD.Salamanca, Español-Celta, Betis-Hércules y Athletic-Sevilla... formaron los cuartos de final de aquella primera copa que entregaba el Rey Juan Carlos I.

La Unión perdió 1-0 en la ida frente al Real Zaragoza, atajando Seoane un penalty en el descuento a un Zaragoza que jugaba con un jugador más desde el minuto 50 por ver Pedraza doble amarilla, y en la vuelta, aunque se adelantó el Zaragoza, un 3-1 final tras la prórroga, nos metió en semifinales del torneo del KO!
Nos tocó en suerte el Athletic, el rey de copas en aquel entonces, equipo de fútbol directo y aguerrido, favorito en todas las quinielas, no solo para ser finalista, si no para ganar el título también...
Con el partido de vuelta, que sería en casa, se hacía suponer para la Unión, una eliminatoria por lo menos competida...con el objetivo maravilloso de disputar la primera final de nuestra historia... y en el Calderón. Betis o Español esperaban.

Nada más lejos de la realidad, porque aunque la final estaba cerca, por el mero hecho de alcanzar las semifinales, sólo aguantamos 25 minutos en San Mamés...
Allí nos presentamos un 11 de Junio de 1977, con un equipo atípico...Seoane, Pedraza, Juanjo, Bustillo, Lanchas, Iglesias, Tomé, Lacasa, Pita, Juanito y Pérez.
Se lesionó Juanjo en el minuto 20, y la ausencia del central, sustituido por Ameijenda, no pudo contrarrestar el vendabal aereo del Athletic, que se fué al descanso con 2-0  y que acabó endosándonos 6, cinco de ellos de cabeza.
Noche memorable de Carlos que anotó cuatro y su asistente Txetxu Rojo, que simplemente, como comentaba Traid al final del choque "nos barrieron".


Iribar, Lasa, Guisasola, Alesanco, Escalza, Irureta, Villar, Dani, Churruca, Carlos y Rojo I, formaron el once del Athletic aquella tarde, en un San Mamés a reventar, el de las grandes ocasiones, en el que solamente fuimos el convidado de piedra, del que sí sería finalista.

Carlos arrodillado, no tuvo piedad de los centrales charros, aquella tarde.

 Carlos (arriba) e Irureta (abajo), en sendos remates de cabeza anotan así el primer y segundo gol en la meta de Seoane.


Tras disparo de zurda, (el único gol anotado con el pie de los seis), Carlos corre eufórico a celebrar el gol con Txetxu Rojo que espera al fondo, ante Pedraza como convidado de piedra.



Carlos incansable y ante la mirada de Lanchas, vuelve al acecho de la meta Unionista,
ante un San Mamés imponente.

video
Imágenes de aquel histórico 6-0 en San Mamés extraídas de Youtube. Rompecascos1898.

El partido de vuelta, sin historia, concluyó 1-2, con una pobre entrada, para lo que podía haber sido un Helmántico abarrotado, en pos de una eliminatoria, que se esfumó sin  remedio en el partido de ida que hemos resumido en imágenes.

Fué finalmente el Real Betis el que levantó esa copa, en aquella mítica final de los penalties, del duelo Iribar-Esnaola en el Calderón.

Rogelio el 25/6/77 levanta, para el Betis,  la copa que más cerca estuvo de las vitrinas Unionistas.

No pudo ser en el 77, nunca estuvimos más cerca que entonces, pero, ¿podrá ser algún día?...

A pesar de hacer muchos años que no levantamos jarras en Libreros, sigo pensando que sí... que todo es posible, que como soñamos tantas noches, algún día, no pongo fecha, iremos al Calderón...a por esa Copa.

P.D: Para mis amigos unionistas, que también son mis mejores amigos, con quienes sigo compartiendo esos sueños ¿inalcanzables?, que tuvimos de adolescentes.

viernes, 5 de noviembre de 2010

Homenajes

Algunas semanas después de lo sucedido a nuestro Miguel García, con recuerdo-homenaje pendiente por el estadio Helmántico este fin de semana... se hacen presentes recuerdos  de otros, llevados a cabo desde las gradas de nuestro estadio... un Helmántico sincero siempre desde las tribunas, con aquel que merece su aplauso, sea cual sea el color de su camiseta...
Muchos saques de honor, placas y recuerdos, se agolpan en la memoria y las hemerotecas a lo largo de la historia, pasando desde el blanco y negro, al del "profesor" en el 90, o a los últimos de Don Vicente del Bosque o Don Jorge D'Alessandro al inicio de la temporada 10- 11...innumerables.
Pero si hubo uno que acaparó el Helmántico, y cuyo motivo paralizó a la España futbolística del momento, fué aquel de Marzo del 81, con la visita del FC.Barcelona, en pleno secuestro de Enrique Castro "Quini"...



Tras la goleada del FC Barcelona al Hercules en el Nou Camp (6-0), el 1-3-1981, Quini fué secuestrado con un objetivo meramente económico por delincuentes comunes.
El bombazo sacudió España, zarandeó al FC Barcelona, y golpeó a la federación que no accedió a suspender los partidos del Barça, mientras duraba el secuestro,...
Durante los 25 días de cautiverio, el FC Barcelona, tuvo que jugar 3 partidos de liga, (en el Calderón, Helmantico, y recibir al Real Zaragoza en el Camp Nou)... y no ganó ninguno... dejando escapar la posibilidad de ganar una liga por la que estaba pugnando en aquellas fechas... liga, que disputaron hasta el final, el R.Madrid y la Real, imponiendose este segundo...

El 15 de Marzo de 1981 se presentó el FC Barcelona en el estadio Helmántico; por aquel entonces, la Unión, se aferraba, a falta de seis jornadas para acabar la liga, a las pocas  posibilidades que tenía de salvarse, descolgada en la tabla desde el principio, en lucha codo con codo, con el R.Murcia y el Almería.
Finalmente se acabó descendiendo, pero aquella victoria (2-1) sobre el Barça, que a la postre no sirvió de nada, se vió superada en muchos momentos por la emoción del recuerdo a Quini, y la incertidumbre de su estado, que se respiró toda la tarde en las gradas...

El FC. Barcelona salió de inicio con Artola, Ramos, Olmo, Alexanco, Estella, Schuster, Esteban, Zuviría, Martínez, Simonsen y Ramírez.
Se adelantó la Unión con un 2-0, con goles de Brizzola y Corchado, acortando distancias Esteban para alcanzar el 2-1 final.
El mazazo que supuso la pérdida violenta del que acabaría siendo pichichi de la liga, arrastró a un Barça, de Helenio Herrera, cabizbajo, que no supo vencer a un Salamanca en  horas bajas pero impetuoso aquella tarde.


Destaca en la imagen de aquella tarde, el hueco dejado por los jugadores del FC Barcelona en la formación,
en recuerdo de Quini ausente.

En los prolegómenos del encuentro, placa incluída en homenaje a Quini, se leyó por megafonía un escrito de apoyo, al "Brujo" asturiano y al FC Barcelona, con la consiguiente  ovación sincera del público charro que emocionado apoyó al rival en aquellas amargas horas de preocupación.
Nicolás Casaus en representación del FC Barcelona en el palco, agradeció con lágrimas en los ojos (según las crónicas) aquel sincero gesto del respetable.


Manifiesto leído por la megafonía del estadio aquella tarde.


Apoyo de la afición charra en forma de pancartas

El partido (que en determinados momentos ocupó un lugar secundario) tuvo dos fases; de dominio claro unionista inicialmente, sobre un Barça que salió irreconocible, hasta unos  veinte minutos finales, en los que tras el gol de Esteban, pusieron cerco a la potería charra que esa tarde defendía Antonio, fallando Schuster y Simonsen claras ocasiones para  haberse llevado el empate del feudo salmantino.


Ocasión de Schuster en semifallo que sale a tapar Antonio a sus piés, con Pepe de testigo.

Enrique Castro "Quini", crack fundamental e ineludible de los 70-80, siete trofeos pichichi, 5 en 1ª y 2 en 2ª, incluído el del año del secuestro, fué liberado el 25 de Marzo de 1981,  poniendose fin a una de las páginas más oscuras de la historia reciente de nuestro fútbol...
Invitado de excepción en aquella tarde, la Unión puso su granito de arena en el apoyo a un club, y a una familia que sufrían, con el abrazo de la institución y de unas gradas que levantaron el aliento al "9" culé, al grito de aquel inolvidable  "...ahora, Quini, ahora...!!"...


Imagen del gol de Quini en el partido de la primera vuelta frente a la Unión, en el Camp Nou (16/11/80) que acabó 3-0.

Ocasión de Quini, dos años más tarde (82-83) en el Nou Camp, con D'Alessandro saliendo
 a sus pies y Maradona de testigo.